viernes, 24 de enero de 2014

Garabato Místico: A veces hay que ser adivino

Cuando crees que todo va bien y que puedes estar tranquilo suele pasar que, seguramente, has pasado algo por alto.

Estas cosas pasan, pero da un poco de asco cuando pasa en un circulo muy cerrado.
En un circulo donde por norma general ha de haber comunicación constante.

En resumen, puedo actuar de una forma condicionada por las circunstancias que me rodean pero esas circunstancias a veces están condicionadas por terceras personas y sus propias circunstancias, por tanto, mi actuación queda fuera de lugar e incluso puede resultar ofensiva. El punto importante es:
Si solo somos 4 personas y las circunstancias de terceros las conocían previamente 3 personas
¿Por qué no se me dice nada y se da lugar a discusiones?

Con este galimatías me despido hasta el próximo garabato.

Un saludete

No hay comentarios:

Publicar un comentario